logo

¿Por qué no debes obligar a tus hijos a saludar de beso en esta Navidad?

Saludo Covid

Culturalmente el saludar de beso es algo que nos caracteriza como latinos, de esta forma expresamos nuestro cariño a amigos y familiares. Por obvias razones, hemos modificado nuestra forma de saludar desde que inició la pandemia, reiteradamente les hemos recordado a nuestros hijos la importancia de mantener el distanciamiento, por lo que en estas fechas donde generalmente nos reencontramos con la familia, obligarlo a saludar de beso, se contradice totalmente al mensaje que les hemos dado. 

Muy aparte de la pandemia, es importante como padres respetar a los niños en su forma de saludar, algunos son más tímidos que otros y el acercarse a otras personas les resulta difícil. Incluso especialistas en sexualidad infantil comentan que los niños suelen ignorar a los desconocidos porque se trata de su pudor e intimidad, no de mala educación.

Pese al tipo de personalidad de nuestros hijos, debemos explicarles la importancia de saludar, las formas en que puede hacerlo y qué expresan cada una de ellas. 

Por ejemplo si ti hijo es muy cercano con los abuelos, saludarlos con un abrazo fuerte, es una forma de decirles que los quiere o que los ha echado de menos, por otra parte, si es una persona que no conoce o no recuerda, saludarlo con un apretón de manos bastará.  

Con esto le enseñamos que él puede decidir y que nosotros lo apoyaremos, a la par que promovemos su autonomía y tomas de decisión que le ayudarán en su camino a la adultez.  

De esta forma, en acciones cotidianas apoyamos el desarrollo de la autonomía en nuestros hijos desde casa, complementando con la formación que reciben en el colegio.

En el caso de Liceo Campoverde, uno de los mejores colegios bilingües de Quito, cuenta con un programa llamado Fortalezas del Carácter, que tiene como objetivo desarrollar las habilidades blandas de los estudiantes, en total son 7 las fortalezas que trabajan durante su vida escolar. 

Una de ellas es la inteligencia social, esta habilidad les permitirá adaptarse a diferentes situaciones y sabrán cómo resolver conflictos con otros. El pensamiento crítico es otra habilidad dentro del programa, con la que podrán analizar situaciones desde varios puntos de vista y usar evidencia para apoyar sus argumentos. 

Jean Piaget, psicólogo, epistemólogo y biólogo suizo, definió que: «El desarrollo de la autonomía, en resumen, significa llegar a ser capaz de pensar por sí mismo con sentido crítico, teniendo en cuenta muchos puntos de vista, tanto en el ámbito moral como en el intelectual.»

Como recomendación, aprovecha esta época de festividades para conversar con tus hijos sobre su autonomía, incluye el tema de las malas decisiones y su importancia para la vida. Hazles saber que el miedo a elegir mal es parte del proceso al tomar decisiones, pero aún así deben hacerlo, pues incluso al equivocarse estarán aprendiendo.

Los comentarios están cerrados.