logo

Impacto de la salud emocional de los padres en los hijos

Salud Emocional de padres e hijos

Antes de despegar del avión, nos dan varias instrucciones, una de ellas es que en caso de emergencia el adulto debe colocarse la mascarilla primero y después ayudar al niño. Te has preguntado ¿Por qué debo darle prioridad a mi vida antes que a la de mi hijo?  Acompáñanos en esta lectura para comprender mejor esta premisa. 

Darle la importancia que la salud mental se merece, tanto la propia como la de nuestros hijos, ha sido uno de los aprendizajes que nos dejó la pandemia. Sobre todo como padres, al ser guías y ejemplo del núcleo familiar, nuestros hijos pueden copiar comportamientos, posturas y emociones. Esto tiene origen en nuestro cerebro, a cargo de las neuronas espejo, que están encargadas de imitar inconscientemente acciones que nos llaman la atención, se activan por ejemplo cuando vemos a otro bostezar.

Pero, ¿Qué es la salud mental? 

Partamos de que la salud mental es un estado de bienestar emocional, cognitivo y conductual, en el que la persona es consciente de sus emociones, pensamientos y comportamientos.  A partir de diferentes habilidades, se logra generar condiciones para enfrentar situaciones y responder de forma equilibrada a los desafíos internos y externos que se presenten, sin dejar de participar y contribuir con la comunidad.  

¿Por qué es importante la salud mental de los padres?

¿Has tenido en ocasiones dolores musculares, de cabeza, hombro o cuello, sin otro motivo más que el estrés? Pues bien, esta es una de las formas en las que la mente se manifiesta para pedir un descanso cuando no estamos gestionando nuestras emociones correctamente. 

Es decir, nuestra mente puede afectar nuestro cuerpo de forma positiva o negativa.

Además influye muchísimo en el aprendizaje, la motivación, la memoria, la toma de decisiones, la forma de pensar, las conductas y la comunicación, pudiendo afectar también a nuestros hijos. 

Te recomendamos hablar sobre tus emociones, pensamientos y estado físico, que tu familia sepa si tuviste un mal día, porque si no hicieron la tarea, los quehaceres o no han comido la cena, te va a afectar más; de esta forma nuestros hijos van desarrollando su empatía. 

Otra herramienta es ampliar nuestro vocabulario emocional, por ejemplo diferenciar y aplicar correctamente los términos, cuando te sientas molesto, furioso o con ira. De esta forma tus hijos aprenderán de ti a identificar con más certeza sus emociones.

¿Cómo llevar una mejor salud mental? 

El primer paso es ser consciente de la importancia de nuestra salud mental, y desarrollar estas destrezas para enfrentar los momentos difíciles sin que afecte nuestra estabilidad emocional. 

  • Ser tolerante, entender los factores, las situaciones y las personas. 
  • Ser innovador y estar abierto a nuevas alternativas.
  • Enfrentar las cosas como son y no como “deberían ser”.
  • Ser flexible para repensar y renovar algunos patrones mentales.
  • Ser valiente y no tener miedo al cambio.
  • Identificar tus límites y cuando no sea suficiente con tus propias herramientas, pedir ayuda.

Ten presente que si eres parte de Liceo Campoverde, uno de los mejores colegios de Quito, tienes el apoyo del DECE, conformado por profesionales de varias ramas de la psicología que trabajan activamente en el acompañamiento psicológico de nuestros estudiantes y sus familias.  

Respondiendo a la pregunta con la que iniciamos este artículo, ten la seguridad que pensar en uno mismo no es un acto de egoísmo, por el contrario, ¡es un acto de valentía! 

Pensemos en que si no nos encontramos saludables, no estaremos brindando nuestro mejor papel como padres. 

Los comentarios están cerrados.