logo

El orden, un valor para hacer todo bien

orden vida y estudios

“Con orden y tiempo se encuentra el secreto de hacerlo todo, y de hacerlo bien”, decía el filósofo Pitágoras.

El orden es un valor muy importante que como virtud se refiere a organizar, estructurar y coordinar, el tiempo y el espacio.

Facilita nuestras actuaciones para lograr vivir en un ambiente agradable y armónico.

Alguien organizado tiene un lugar para cada cosa, mantiene limpio el lugar que ocupa en casa, escuela o trabajo.

Planifica sus actividades para que funcionen y se compromete a seguir el camino trazado hasta lograr sus objetivos.

Un estudiante organizado se fija horarios para asistir al colegio, estudiar en casa, hacer deporte y divertirse sanamente.

El orden que reflejamos hacia afuera es resultado del orden y la armonía que hay en nuestro pensar y sentir.

No a todos se nos facilita darnos tiempo para primero poner orden adentro de nosotros mismos.

Muchas veces dejamos volar la mente y la imaginación saltando de un tema a otro, de una preocupación a otra, de un pendiente a otro.

Al hacer esto evitamos concentrarnos y perdemos tiempo valioso. Después nos cuesta trabajo recoger las cosas o terminar a tiempo actividades.

Nuestra vida moderna nos hace vivir de prisa.

Los medios de comunicación y el internet, siembran en nosotros demasiados focos de interés: espectáculos, deportes, vida social, política.

Todos estos intereses luchan entre sí para ocupar nuestra atención, dificultando nuestra capacidad para concentrarnos en lo más importante.

Difícilmente hallamos el espacio para poner en orden nuestras prioridades.

No estamos acostumbrados a pensar críticamente, cuestionarnos sobre lo que vivimos, sentimos, hacemos, leemos o las opiniones de los demás.

A veces creemos lo que se dice en la televisión, el internet o los demás, sin cuestionarlo.

El remedio es tomarnos tiempo para preguntar y clarificar, verificar, priorizar, ser lógicos y justos en nuestra manera de pensar.

La pereza y el desinterés tienen formas increíbles de infiltrarse en nuestra mente y distraer nuestra atención.

De las más comunes es la desmotivación para hacer las cosas si no formamos el carácter.

Recuerda que todo aquello que se omite o se hace fuera de tiempo y oportunidad, provoca desorden e ineficiencia.

¿Quieres llegar a ser una persona organizada? Concéntrate y logra poner en orden tu interior.

Con el orden vendrá la alegría, la convivencia, la buena planificación y logro de sueños y metas personales.

Además una gran energía y capacidad para estudiar o trabajar y desempeñar todas las actividades.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *