logo

¿Por qué escoger un colegio diferente?

Escoger un centro educativo para la enseñanza de los hijos es un gran reto para los padres. Y entre todas las opciones nos preguntamos cómo seleccionar el adecuado. Pero encontrar un colegio diferente, que no solo se preocupe del ámbito académico sino de la formación emocional es lo que se descubre al conocer el Liceo Campoverde.

Uno de sus mayores diferenciales es que trabajan en las fortalezas del carácter. “En el aula enseñas contenido, pero tú necesitas enseñarles a ser personas y eso es mucho más difícil porque se debe trabajar con las emociones”, asevera la Directora Ejecutiva de la institución, Carla Avellán. 

Las situaciones de ira, la retracción, la intolerancia, son tratadas para manejarlas de manera positiva. “Tú (los estudiantes) tienes un objetivo final y logras lo que quieres manejando tus emociones adecuadamente”, agrega.  Lo importante de esta guía emocional es que a largo plazo se traduce a todos los aspectos de la vida, desde la niñez hasta que son adultos más críticos y auto controlados.

Actualmente Liceo Campoverde se encuentra en un proceso de formación a docentes, con el apoyo del Instituto Escalae, el cual busca generar mayor conocimiento y promover el desarrollo de soluciones pedagógicas. La primera fase de trabajo serán las relaciones interpersonales dado que  las emociones son un aspecto importante para el colegio. 

Otra de sus grandes metas es enseñar a los estudiantes a ser críticos y auto críticos del acontecer ecuatoriano. Que sean propositivos y que sepan que sus acciones tienen incidencia. Pues el colegio cree que la sociedad civil debe buscar y ser el motor para lograr el cambio de un país. En este centro los estudiantes saben que son capaces de hacer bien las cosas.

Metodología

Desde los inicios de la unidad educativa, en el 2004, su metodología ha ido evolucionando, utilizando las mejores prácticas adaptadas a una realidad nacional. Pero el objetivo y filosofía de la institución se mantienen iguales y claros, asegura Carla.

Ella permaneció algún tiempo en Finlandia para tener información de primera mano sobre una sociedad y educación de la que se habla mucho como un ejemplo a seguir. Es así que el Liceo está en un proceso para definir su metodología, con el acompañamiento y certificación de la Universidad de Finlandia. 

Además de preocuparse por el manejo emocional y rigurosidad académica, el colegio también se preocupó por tener una infraestructura distinta.  Sus aulas con paredes de vidrio piso-techo que benefician a la enseñanza y el contacto con la naturaleza.

Es importante escoger un colegio diferente porque nuestros adolescentes se gradúan listos para comunicar sus pensamientos de forma crítica, saben escuchar, valoran su identidad, toman decisiones, generan propuestas y entienden que el fracaso y el error son parte esencial del aprendizaje.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *